Campaments 2019 a Casserres- Estol Sta Maria del Remei

ATENCIÓN: ESTE ARTÍCULO HA SIDO ESCRITO ELABORADO CON DIFERENTES FRAGMENTOS DE LOS ESCRITOS REALIZADOS POR LAS LOBATAS DE LA MANADA SANTA MARIA DEL REMEI DURANTE EL CAMPAMENTO.

L'estol Santa Maria del Remei al complet
L'estol Santa Maria del Remei al complet

¡Este campamento 2019 me ha encantado! ¡Las Viejas lobas y la manada hemos vivido una gran experiencia que ha marcado nuestras vidas! Como es mi último campamento, ya que el año que viene estaré en guías, ¡lo he aprovechado al máximo!

La mañana del 13 de Julio me acompañó mi abuela hasta el Remei. Una vez reunida toda la manada, realizamos la promesa de Águeda en la plaza. Cogimos todas nuestras mochilas, las cargamos en el autocar y emprendimos el viaje hasta Casserres. Aquí en Casserres es donde hemos construido nuestro hogar como manada: un cubil enorme y magnífico.

Con un aire fresco acompañado del dulce rocío de la montaña nos hemos despertado cada mañana. Los primeros dos días estuvimos haciendo construcciones muy resistentes y útiles que hemos usado durante toda la semana y aún siguen en pie. Lo que más me ha gustado ha sido la gran mesa de comer, la mesa de cocina y el portón. Además, el oratorio nos ha quedado súper bonito. ¡Después de la velada hemos rezado ahí cada noche! Poder construir me ha encantado ya que he podido aprender de todo (trípodes y amarres, nudos, etc.). 

Cada mañana hemos ido a Misa aprovechando que el hermano gris ha estado con nosotros en el campamento. Antes de Misa, como de costumbre, realizamos la gimnasia matutina, la formación y la izada. Después de Misa desayunamos todas juntas en la super mesa construida por la manada. Quiero destacar que la comida de este campamento ha sido buenísima y los desayunos me han gustado mucho. Después del desayuno continuamos el día realizando los servicios por seisenas y, más tarde, el Consejo de la Roca, y al acabar era el momento de juegos en la campa grande… Durante estos días hemos estado jugado al Pi, al pañuelo de la selva, diferentes juegos en equipo, etc. Gracias a todo el esfuerzo y dedicación de las Viejas Lobas durante el campamento hemos hecho diferentes actividades como las olimpiadas, grandes cazas y diferentes talleres. Las olimpiadas estaban repartidas en dos fases: el recorrido Herbert y las pruebas acuáticas, que fueron la bomba. Me han encantado las olimpiadas de este año ¡Tengo ganas de repetirlas!

La Gran Caza la hicimos con las seis manadas del campamento: Igualada, Sant Feliu, Manresa,los lobatos de Barcelona  y nosotras. Esta vez los Dholes habían entrado en la Selva y el Pueblo Libre estaba en peligro… Fue muy emocionante y divertido ya que teníamos que conseguir diferentes estrategias para poder ganar a los Dholes (los perros rojos del Dekkan). ¡Nuestro equipo era estupendo! Personalmente estoy muy contenta de que he hecho amigas de la manada de Sant Feliu ya que el año que viene compartiré manada con ellas. Al día siguiente jugamos a diferentes juegos de agua. ¡Acabamos todas empapadas! Para mí todos estos juegos han sido juegos increíbles y divertidos.

Durante la tarde de ese mismo día, después de tener una charla con el hermano gris (nuestro sacerdote) sobre los ángeles,  llovió muchísimo: ¡mucho mucho mucho! Tuvimos que ir todas a la zona del restaurante de Sant Pau de Casserres. Allí nos cobijamos durante un buen rato y estuvimos en una capilla de piedra cantando y realizando danzas. ¡Fue toda una aventura! Durante estos días de campamento también hemos hecho distintos talleres:  el taller de cocina, taller textil y el taller de la brújula han sido mis favoritos. En el primero realizamos unos delantales que salieron genial (utilizamos goma-eva, tijeras, hilo, cinta y rotuladores). ¡Os animo a que los hagáis en casa! Yo le dibujé la M de masterchef y pedí a toda la manada que me firmara el delantal.  Después de elaborar los delantales tuvimos que conseguir, por equipos, buscar los ingredientes escondidos en el Seeonee a través de un mapa donde señalaba los lugares donde se encontraban los distintos ingredientes. Una vez encontrados todos los ingredientes volvimos al cubil y empezamos a cocinar los diferentes platos: revoltillo, pizzetas, rollitos de Nutella y la bebida (zumo de limón y melocotón con miel). Con mi equipo, nos encargamos de las pizzetas y… quedaron buenísimas. Antes de comer pusimos la mesa y bendecimos. La bendición fue acompañada, como de costumbre, por una canción inventada por la seisena de liturgia del día. Lo que me pareció más rico fueron el postre y las pizzetas. Aunque el revoltillo con cebolla y jamón estaba delicioso…

 

En el taller textil tuvimos que coger una camiseta blanca que teñimos con tinte de ropa azul. En la zona de delante estampamos un lobo aullando y nuestros nombres. En la parte de la espalda escribimos Casserres’19 y una patita de lobo. Han salido camisetas de calidad pues llevan nuestros nombres y todo. Además de ser súper divertida la estampación, mi camiseta me ha quedado genial y por eso me ha encantado este taller. ¡De tanto que me gusta hoy la llevo puesta y mañana me la voy a volver a poner!

Después de comer y al acabar con los servicios las viejas lobas nos dejaban tiempo libre para explorar la Selva o jugar. Era el tiempo de PHO. Cada vez que volvíamos de explorar nuestras piernas tenían marcas de guerra pues nos habíamos subido a algunas piedras o habíamos atravesado algunos matorrales. Finalmente, cada noche hemos estado realizando la velada, a la excepción del día que tuvimos el Festín de Sahi. Durante la velada cada seisena realizábamos una representación siguiendo diferentes técnicas de expresión. Para acabar siempre venía la oración de la noche y… ¡a dormir!

Este año no hemos podido bañarnos en la poza, pero hemos dispuesto de un super “punto de agua” en el camino donde nos hemos duchado y de donde hemos recogido el agua para el cubil. Estoy muy contenta de que hoy en el Consejo de la Roca hemos empezado mamá Raksha para cuidarnos entre nosotras dentro de la manada: ¡me encanta! En conclusión, este va a ser un campamento inolvidable para todas. Me da pena pensar en que en pocas horas nos volvemos a casa, pero me alegra saber que todas mis aventuras se las podré contar a todos en cuanto llegue. Ha sido super completo, con muchas risas, aventuras y buenos recuerdos. Desde aquí quiero agradecer a todas las Viejas Lobas por cuidar de nosotras tal y como lo han hecho. ¡Las lobatas os lo agradecemos mogollón! Espero que toda la manada acabéis de pasar un feliz verano.

 

¡BUENA CAZA!

 

MANADA STA MARIA DEL REMEI- 2ª Barcelona

Escribir comentario

Comentarios: 0