Ibercamp a l'estol Santa Maria del Remei

Este campamento de verano ha sido súper divertido. Me ha encantado estar en esta manada. Todas las lobatasjuntamente con las viejas lobas hemos podido disfrutar de un montón de actividades, además de compartir este campamento con otras manadas de toda España con las que hemos podido hacer amigas. Este Ibercamp’17 yo lo definiría como: La aventura inolvidable.

 

El sábado 22 de Julio íbamos todas a Cantabria en autocar. Salimos muy temprano de Barcelona y a las 17.30h aprox. llegábamos al campamento. A las 19.00 nos encontrábamos en nuestra zona asignada que sería nuestrocubil durante el campamento. Lo primero que hicimos al llegar fue montar nuestras tiendas y empezar a instalarnos. 

 

Al día siguiente fue cuando construimos durante la mañana todas las construcciones cómo, por ejemplo: la mesa, tendedero, zona de veladas, etc. Por la tarde tuvimos la ceremonia de Obertura del campamento. Todos formamos en semicírculo alrededor del Gran Pavés. Éramos unas 500 personas reunidas allí para darnos mutuamente la bienvenida. Después de la formación hubo la Misa inaugural. ¡Fue una ceremonia espectacular!

 

Durante los siguientes días hicimos talleres, juegos, grandes cazas, etc. Me ha gustado mucho de este Ibercamp’17 que hemos hecho muchas actividades compartidas con otras manadas por lo que hemos podido conocer a muchas lobatas de Madrid, Valencia, Castellón, Igualada y de Santander. Por ejemplo: Eva, Lucia, Cláudia, Zoe, Margo y Kiara. Estos días hemos podido jugar juntas y compartir diversas comidas ¡Me han caído súper bien!

 

Lo que más me ha gustado ha sido la Gran Caza del viernes y la cena de ese día: El Festín de Sahi. Fue una cena espectacular, llena de cantos, risas y alegrías. El viernes hicimos una gran caza conjunta. Todas las manadas a la vez, en diferentes grupos, íbamos con la ayuda de un mapa realizando pruebas. Había muchas pruebas del Mowgli. Otras eran cantos, sacados del Ritmos del Cubil, que nos aprendimos todas juntas acompañando las estrofas con gestos. Según la puntuación que hacíamos en cada una de las pruebas, nos daban 1 (Regular), 2 (Bien) o 3 (Súper bien) Sugus al grupo. LosSugus los tuvimos que guardar para la cena: El Festín de Sahi. 

 

La gran caza duró todo el día. A la hora de comer, estuvimos con la manada de Santander y pudimos conocer a las lobatas y lobatos de esa manada. Cómo han comenzado este año, nosotras les enseñamos danzas y canciones del Ritmos. A las 17.00h nos despedimos y seguimos jugando en la gran caza, yendo a las pruebas que nos faltaban por hacer. ¡Fue muy divertido!

 

Entre todas las manadas teníamos que superar un mínimo de Sugus para poder participar en el Festín. Evidentemente entre todas superamos sin dificultad el mínimo de Sugus y pudimos compartir todos juntos la cena.

 

El Festín se hizo en una explanada dónde comimos hamburguesas y bebimos Coca-Cola. Durante toda la cena estuvimos cantando canciones, BANS y danzas: La churrería, Panchito López, Para bailar me quito la capa, La flor roja, el Himno del Ibercamp, etc. Todas acompañadas con un bombo y algunos jefes que las cantaban a voces con la ayuda de un micro. ¡Nos lo pasamos muy bien!

 

También durante estos días hemos hecho un montón de cosas. Entre muchas quiero destacar que fuimos a Cabárceno. Allí pudimos ver 2 espectáculos de animales: las aves y los leones marinos. También subimos en teleférico y en bus, de esta forma recorrimos todo el parque de Cabárceno y pudimos ver todos sus animales y aprender muchas cosas curiosas sobre cada especie en particular.

 

Ya ha llegado el final del campamento. Ahora la manada descansa sobre sus mochilas, ayudan en la cocina o se encuentran en diferentes rincones del cubil esperando que el próximo campamento llegue. Sólo pensar que hace 8 días estábamos todas ilusionadas y alegres cantando en un bus que había salido a las 7.00am esperando llegar a Cantabria, al campamento, se me hace muy raro. 

 

En el momento que estoy escribiendo esto estoy viendo como los cubiles de las otras manadas poco a poco se están quedando vacíos: toca desmontar. Esta mañana lo hemos desmontado todo. La verdad es que desmontar, entre otras cosas: la mesa, el oratorio, los toldos y las tiendas, da mucha pena porque lo habíamos montado todo con mucho cariño. Cada una había puesto su granito de arena.

 

Para algunas este Ibercamp’17 ha sido su último campamento como lobatas por diferentes motivos: pasan a guías, se mudan, etc. Aunque esto entristece de alguna forma a la manada me alegra saber que todas las lobatasnos llevamos muy buenos recuerdos de este campamento tan espectacular.

 

Mañana cada lobata volverá a ver a sus padres o familiares y podrá contar todo lo que ha vivido, a su manera, al igual que lo explicaré yo. A muchas nos cuesta aceptar que hoy sea el último día aquí. Nos gustaría quedarnos más tiempo, pero no es posible. Ahora toca llegar a casa y contar todas las nuevas experiencias y vivencias a todos nuestros familiares y amigas. Tal y como dijo una lobata: “Tengo la sensación de que el tiempo pasa volando: una hora es un minuto aquí”.

 

Manada Sta. Mª del Remei